ARRENDAMIENTO PURO

Es un contrato donde se otorga el uso y goce de un activo durante un periodo determinado y rentas fijas como contraprestación de este servicio y al final del plazo el Arrendatario tiene las opciones de prorrogar el plazo del arrendamiento con una renta inferior a la devolución de los activos